Calle 26 No. 49 - 59 Barrio Venecia

FUNDAMENTOS FILOSÓFICOS

El SMJW ha definido como su política educativa cinco postulados en lo que describe el soporte ideológico de los servicios docentes que ofrece. En todo caso se espera de cada egresado que logre un sentido moral y ético en el ejercicio cristiano de la profesión que ha cursado. Esta condición es interés especial del SMJW, por lo que las declara como sus prioridades.

EDUCAR PARA HUMANIZAR

El ser humano de hoy no responde consecuentemente a su propia esencia. El SMJW se propone poner a sus estudiantes y profesores en capacidad de encontrar la configuración original del ser humano y asumir su esencia a la luz del concepto cristiano sobre el mismo.

EDUCAR PARA LA DEMOCRACIA

Todas las personas tienen derecho a educarse, por ello el SMJW es una academia abierta a todos/as, sin considerar la clase social, la condición económica, la región y la ideología de los intereses de sus servicios. Pero exige a cada favorecido resultado concreto que se deriven de su aprendizaje. Si el favorecido no está apto para cursar estudios superiores, se le pondrá en condición de vivir la experiencia vocacional que su propia condición y coeficiente de inteligencia le permitan a fin de que la sociedad pueda obtener un servicio eficiente y él pueda participar libre y democráticamente en la tarea de la transformación de los aspectos de la realidad del país que merezcan ser tratados.

EDUCAR PARA EL DESARROLLO

En la República de Colombia urge el aprovechamiento máximo de los recursos disponibles. Se trata de un país de contrastes, grande pero chico, rico pero pobre, no escaso, pobre porque los excedentes son modestos, no escasos porque se dispone de las riquezas necesarias para que todos los ciudadanos puedan vivir con todas sus prerrogativas económicas y sociales. Se hace necesario formar a los y las profesionales dentro de una óptica acorde con la tecnología de los nuevos tiempos y en la búsqueda de la calidad para todos.

EDUCAR PARA SERVIR

El lucro personal sin considerar la deuda social que contrae cada persona, es dañino para la sociedad y aún para el mismo individuo. La UNEV educa y crea eco, el educando el sentido de servicio a la comunidad como forma de compensación por todo lo legado que esta aporta en la configuración del esquema mental de cada persona y por esta posibilitadora y creadora de la personalidad. A la vez es un medio que amplía considerablemente el horizonte vital de los individuos y de las comunidades.

EDUCAR PARA LA PAZ

La universidad promueve el equilibrio humano, ecológico y biológico en sentido general, promueve el derecho de cada persona a la subsistencia. Se crea en los estudiantes y profesores un sentido de respeto y promoción de los derechos humanos de los demás, a la vez que se los convierte en compromisarios en la búsqueda del bien general, haciendo posible la convivencia pacífica.