Calle 26 No. 49 - 59 Barrio Venecia

PRINCIPIOS Y VALORES FUNDAMENTALES.

La CISMLK, declara su identificación con los siguientes principios y valores fundamentales:


El amor al prójimo

El amor es el sentimiento más sublime del ser humano, un término demasiado amplio para explicarlo en uno o dos párrafos, sin embargo puede ser definido y entendido por todos los seres humanos. Veamos cómo San Pablo en su capítulo del amor lo sintetiza y responde a cuatro preguntas muy tradicionales:

¿Qué es el amor?, a esto San Pablo responde: El amor es sufrido, el amor es benigno.
¿Qué no tiene el amor?, y él responde: El amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, el amor no se envanece.
¿Que no hace el amor?, él responderá: El amor no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor.
¿Por qué se caracteriza el amor?, y responde: Porque todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. Así que el amor es eminentemente práctico y siempre posible sin necesidad estar enamorados. El amor del ama por estar enamorado es idealista; el amor del que ama sin estar enamorado es realista. El amor de Dios es real, él nos ama a pesar de lo que somos y éste es el mandamiento que dé el hemos recibido que nos amemos unos a otros sin previa condición, ni compromiso retributivo. Promovemos ese amor como camino hacia la paz y sanidad de las naciones.

La libertad

La libertad está entre los más grandes valores del ser humano. Es tan grande que después de ella sólo la vida misma es mayor. La libertad siendo una, puede tener diferentes campos como sería: la libertad de expresión, libertad de conciencia, libertad pensamiento, libertad de cátedra, libertad de imprimir y de publicar nuestras ideas, entre las más importantes. CISMLK se identifica con los más amplios principios de libertad del ser humano, los defiende y promueve; entendiendo que nuestra libertad termina donde empieza la libertad del otro.

La justicia social

Creemos que se debe procurar desde el estado y sus ministerios, los entes autónomos, la empresa privada, las Ongs, la iglesia, las universidades y otros centros de enseñanza, establecer las condiciones mínimas que permitan mejorar la calidad y nivel de vida de todos y de cada ciudadano a fin de que la nación pueda prosperar y desarrollarse en paz. Creemos que la justicia social se produce cuando hay un esfuerzo concertado para mejorar, superar o resolver cosas que son posibles de lograr en cualquier sociedad. CISMLK desde su quehacer como institución que coopera con procesos educativos y desde su visión de justicia social sustentada en los principios y valores del Evangelio, ha venido aportando y continuará dando cobertura a las personas con menos capacidad económica, para que puedan conquistar y hacer realidad su derecho a una profesión; su derecho a estudiar y de adquirir conocimientos, habilidades y destrezas que les capaciten para mejorar su nivel de vida, el de su familia, así como el tener la satisfacción de aportar al desarrollo comunitario y nacional.

La solidaridad

La solidaridad hace referencia a un comportamiento y a una acción in-solidum, donde la voluntad de forma circunstancial une los destinos de dos o más personas en pro de un objetivo común. Pero la solidaridad como un principio fundamental del reino de Dios debe realizarse a favor del que más lo necesita, sin discriminación de ninguna clase pues está motivada en el sentido de justicia, de oportunidad y de igualdad de todos. La Sagrada Escritura enfatiza que permanezcamos unidos por los fuertes lazos del amor fraternal, mismo que a su vez es constituyente y pilar fundamental de la filosofía social y de toda acción humanista desprovista de intereses mezquinos.

Unidad en la diversidad

Creemos en la práctica de la perfecta unidad proclamada por Cristo. Una unidad que no tiene color, ni raza, ni sexo, ni nacionalidad, ni rango social, sino una unidad orgánica de cooperación mutua donde lo político, lo social, lo espiritual, lo económico, no pueden, ni deben constituirse en barreras que limiten la paz y la seguridad de todos, una unidad donde las diferencias de cualquier clase no sean razones suficientes como para anular el respeto a las ideas del otro, la tolerancia, la solidaridad y el progreso comunitario, personal y familiar. La unidad en la diversidad pasa necesariamente por el reconocimiento de que la verdad no es patrimonio de ningún individuo o grupo determinado, pasa por el principio de armonizar la ciencia y la fe, la ciencia y la tradición, la ciencia y la cultura, la ciencia y el amor, la ciencia y la ética,…sin unidad en la diversidad no puede existir justicia social.

La paz

Creemos en la paz como producto de la justicia y de la justicia social en particular, donde el más débil y el que menos puede tenga derecho a ser escuchado y a ser defendido en su justa causa por la autoridad nacional, municipal o comunitaria; creemos en la paz como sentido de progreso espiritual y material. La paz (el Shalom) de Dios sobrepasa todo entendimiento y promete rodearnos de su bienestar económico, social, familiar, intelectual,…su sentido de progreso debe estar acompañado de acciones concretas que posibiliten esas promesas y el derecho de usufructuarlas en una vida plena y sosegada